Anarchie Photobucket This is my destiny Image and video hosting by TinyPic Photobucket Proyecto InkBerry Image Hosted by ImageShack.us Image and video hosting by TinyPic Humbold College Photobucket Photobucket Image and video hosting by TinyPic


Últimos temas
» Registro de vampiros.
Vie Feb 07, 2014 6:34 pm por Alexa Jamie Baker

» Registro de imagen del personaje.
Vie Feb 07, 2014 6:28 pm por Alexa Jamie Baker

» The Vampire Diaries: The Origin {The Vampire Diaries RPG} ¡FORO NUEVO! -Normal-
Miér Ene 18, 2012 12:07 pm por Invitado

» Vampire Academy [normal] (recien abierto)
Sáb Dic 31, 2011 3:14 am por Invitado

» Registro de apellido de humanos.
Mar Nov 29, 2011 12:15 pm por Mikaela van der Meer

» Registro de nombre de humanos.
Mar Nov 29, 2011 12:15 pm por Mikaela van der Meer

» Registro en tribu humana.
Vie Nov 25, 2011 5:05 pm por Renee M. Bromsson

» Undead's Blood (Élite)
Dom Nov 20, 2011 6:33 pm por Invitado

» In Time || Afiliación Elite
Dom Nov 13, 2011 10:01 am por Invitado

Creative Commons
Licencia de Creative Commons
Vampire Anarchy by Knox Lessing is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 Argentina License.
.

Aparenta ser débil. Realmente lo es | 16.03.2016 | Reservado.

Ir abajo

Aparenta ser débil. Realmente lo es | 16.03.2016 | Reservado.

Mensaje por Kayleight C. van Kurleish el Jue Sep 15, 2011 9:15 pm

Suspiró aliviada y dejó que su espalda resbalase por la pared de uno de los pasillos de la abandonada Universidad de Oxford a la vez que sus ojos comenzaban a cerrarse lentamente. Llevaba todo el día huyendo, todo el día escondiéndose tras paredes, casas, detrás de las puertas de tiendas solitarias y debajo de ventanas rotas... huyendo, lo que se dice huyendo con todas las palabras. ¿De qué? No lo sabía exactamente ¿de alguien? No, eso no, no conocía a nadie en aquel lugar y mucho menos le asustaba ver a una persona. Aunque, quizás sí que estuviera escondiéndose de ese alguien, pero no era un alguien vivo. Más bien un recuerdo.

Una pequeña niña de brillante pelo rubio daba saltos frente al televisor, emocionada, tirando de la manga de su hermano mientras éste reía y negaba con la cabeza. Ella era esa niña de no más de cuatro años, era esa niña deseosa de asistir al lugar en el que se encontraba ahora, deseosa de estudiar en Oxford y sentirse un orgullo para su familia, un orgullo para su padre... Kayleight cerró los ojos con más fuerza e inspiró, recogiendo todo el aire posible. El ambiente olía a humo, a abandono y a piedras mohosas, un olor nada agradable y mucho menos reconfortante. Llevaba casi dos días sin comer, no había encontrado un sólo mendrugo de pan que poder llevarse a la boca en su caminata hacia Oxford, asi que su aspecto no era el mejor del mucho y mucho menos su resistencia, Kayleight parecía una niña indefensa en estos momentos. Suave, aterciopelada y tan fácil de romper como una muñeza de cerámica.
avatar
Kayleight C. van Kurleish

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 15/09/2011
Raza : Humana
Grupo sanguíneo : B-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aparenta ser débil. Realmente lo es | 16.03.2016 | Reservado.

Mensaje por Nicholas H.Torh el Jue Sep 15, 2011 9:45 pm

Hacían días, semanas, meses que había emprendido aquél viaje, realmente el tiempo dejaba de tener sentido alguno cuando vivías eternamente, tan sólo recordabas sucesos o detalles, pero el tiempo en sí mismo, aquella ilusión que marcaba la vida de los humanos de una forma que ni siquiera ellos mismo imaginaban, hacía mucho tiempo ya que había dejado de tener relevancia alguna para mí. Pero en esas circunstancias, mejor dicho en esta especial situación, volvía a adquirir la relevancia que había perdido.

Claro estaba, no podía extrañarme de forma alguna quién era la causante de que esto sucediese, desde aquél día en que la había encontrado completamente indefensa ante mí, ó algo aún mas peligroso, ante mi insostenible e insoportable sed, aquella niña había cambiado mi existencia de una forma que con anterioridad no hubiese podido comprender ni en broma, pero que ahora parecía ser algo completamente común.

Si bien una parte de mi ser seguía oponiéndose, esa misma no conseguía ser más fuerte que mi voluntad, ni mi sed lograba serlo ante ella, no me explicaba por qué, a pesar de que había intentado dislucidarlo en miles de oportunidades, no lograba encontrar razón alguna por la cuál ella lograba humanizarme de esa forma, una que me hacia sentir extremandamente vulnerable a su lado, pero que al mismo tiempo me brindaba una fortaleza que no era capaz de entender, ¿cómo una simple humana que resultaba voluble hasta ante el viento, era capaz de vulnerabilizarme y fortalecerme de esa forma? miles de veces había rondado esa idea por mi cabeza, pero la respuesta nunca aparecía.

Fué cuándo sentí su inconfundible y siempre reconfortante aroma que todos esos pensamientos se dispersaron de mi mente, y hasta creí sentir a mi muerto y añejado corazón latir, algo literalmente imposible. Seguí su aroma, uno que a pesar del tiempo y de lo acostumbrado que estaba, no dejaba de tentarme como la primera vez, realmente esta mujercita no podía tener peor suerte. Continué avanzando por los largos pasillos de la abandonada Universidad, buscándola casi desesperadamente, no podía permitir que alguien la encontrara antes que yo. Hasta que por fin dí con ella, apenas era visible escondida en un rincón como estaba, parecía una bolita humana, algo que me hizo esbozar una ligera sonrisa - Kay - dije en el tono más amable que me fué posible, algo que tan sólo podía salir con ella, acercándome lentamente para no sobresaltarla - todo esta bien, si? ya estoy aquí - le dije corriendo la manta que la cubría, para poder volver a ver su rostro.
avatar
Nicholas H.Torh
Clan XXV

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 14/09/2011
Raza : Vampiro
Grupo sanguíneo : B-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aparenta ser débil. Realmente lo es | 16.03.2016 | Reservado.

Mensaje por Kayleight C. van Kurleish el Vie Sep 16, 2011 11:37 am

A los pocos segundos de cerrar los ojos el cansancio pudo con ella y se la llevó entre los brazos de Morfeo, permitiendo que su expresión se relajara y volviera a expresar la misma dulzura de siempre. Esa que ahora luchaba por esconderse día tras día, aunque fuera un intento vano ¿podría Kayleight convertirse en una persona dura de pensamientos irónicos? Era tan solo ese tipo de personas los que sobrevivían, los que luchaban sin importarle contra quién y los que no confiaban en nadie, los que vagaban sólos por el mundo sin necesidad de permanecer junto a nadie por más de tres minutos... más o menos lo que ella hacía ¿no? Vale, no, no vamos a engañarnos, lo único que tenían en común era el hecho de que Kay viajaba sin compañía, sin tribu. Fin del asunto, ninguna otra comparación podía resultar positiva.

Y no, la respuesta a esa pregunta es no. Siempre había sido así, dulce, tranquila y comprensiva, y no logró cambiar ni tan siquiera después del grave accidente de su familia. Mucha gente se quedó sorprendida ante este hecho, todos esperaban que la joven Van Kurliesh se viera sometida a un intenso trauma, que no saliera de su ensangrentada casa o que, incluso, volviera a vestir a los cadáveres y los sentara a comer a la mesa como si se tratara de algo normal. Con su débil personalidad nadie esperaba que lograra salir adelante y huyera de su ciudad arrasada, absolutamente nadie. Si no cambió en esos moemntos ¿porqué lo haría ahora? Moriría, de eso estaba segura, no había día que no se lo repitiera en la cabeza ni momento en el que no lo aceptara. Si debía morir lo aceptaría sin problema alguno, ella sóla no podía con este mundo y mucho menos cuando su propio cuerpo emepzaba a fallarle al correr. Era joven, muy joven, diecinueve años apra ser excatos ¡estaba en la plena flor de la vida! Pero ¿qué vida es vida son un buen alimento ni un lugar estable y cómodo en el que alojarse?

Un lugar, un lugar como ese que acabo de describir estaba pasando por su mente, por sus sueños. Sus padres riéndo y su hermano haciéndole cosquillas ¿la familia perfecta, cierto? Sí, lo eran, todos se asustaban al verlos siempre tan felices, la gente les envidiaba y criticaban tonterías acerca de su verdadera vida. Que si iban el día entero drogados, que si ambos padres tenían amantes, que si papá los tenía secuestrados y los obligaba a reir para fingir ante el resto del mundo... chorradas que lograban que Kayleight se escandalizara y a la vez sonriera divertida. Pero ese no es el caso ahora, el caso es el sueño, el subsconsciente. Fabuloso ¿cierto? Tremendamente fabulosas las cosas que puede lograr cuando cierras los ojos y te abandonas al sueño. Se revolvió bajo la fina manta azulada que se había echado sobre el cuerpo, frunciendo el ceño y quejándose debilmente.

Algo estaba ocurriendo, ya no mantenía la expresión de paz y tranquilidad, algo corría pro su mente, algo que la atormentaba y no la dejaba respirar, algo que incluso había lograod que sus ojos se humedecieran. Lo dicho, los sueños logran cosas fabulosas ¿a que sí? Su respiración comenzó a agitarse y sus labios a apretarse con fuerza. No, no, no. Susurraba negaciones y su cabeza se movía nerviosa. Pesadillas ¿quién no las conoce? Las personas que las han vivido en carne y hueso son expertas en ellas, y Kayleight es una de esas personas. Se aferró a lo primero que pilló, a lo primero que sus brazos encontraron en el camino. Se aferró con tal fuerza que si hubiera sido un jarrón ya estaría hecho añicos en el suelo...

Pero no, no era un jarrón, era una piel suave y no demasiado caliente, una piel que desprendía un olor especial y reconocido, una piel que no... latía. Sus brazos habían rodeado el cuello de Nicholas mientras sus parpados seguían apretándose, negándose a abrirse para no ver lo que había presenciado en su pesadilla. Había escuchado su voz tranquilizándola, diciéndole que estaba allí que todo estaba bien. Quizás por eso su respiración había intentado calmarse y sus ojos habían desprendido una única lágrima.

- ¿Ni... Nicholas? -murmuró, comenzando a salir de su maldita pesadilla y regresando al mundo real, aún sin soltarle ni alejarse un milímetro de él. Aunque no sé yo qué es peor, a decir verdad, si los sueños o la realidad que está viviendo.
avatar
Kayleight C. van Kurleish

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 15/09/2011
Raza : Humana
Grupo sanguíneo : B-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aparenta ser débil. Realmente lo es | 16.03.2016 | Reservado.

Mensaje por Nicholas H.Torh el Vie Sep 16, 2011 8:25 pm

Cierto fue que en un primer momento me preocupé, bastante, puesto que trataba de despertarla y no podía, hacía tiempo había perdido y olvidado casi todo lo que mi humanidad conllevaba y, eso sumado a que los tiempos habían cambiado considerablemente, inmediatamente la situación y lo extraña de su condición me hicieron pensar que le habían inyectado algo, que la habían drogada o vaya a saber uno que.

Inevitablemente sentí como la molestia comenzaba a acrecentarse en mi interior, tanto por quién posiblemente le hubiese hecho eso, como conmigo mismo por no haber llegado antes. Solté cualquier cantidad de blasfemias mientras le quitaba esa manta y trataba de hacerla reaccionar.

Ella parecía estarse quejando de algo, me pegaba ligeros manotazos en los cuales temía que se lastimara y, me daba la impresión de que en cualquier momento se podría largar a llorar, pero en ningún momento me daba indicio de despertarse, situación que tan sólo colaboraba a que mi impotencia aumentara.

En un momento, repentinamente, se colgó de mi cuello, aforrándose al mismo como si fuese lo último que le quedara en la tierra, como si colgara de un precipicio y eso fuese todo lo que pudiera hacer para evitar caer en el abismo. Me alegró al menos tener una reacción de su parte, de hecho pareció como si nada de lo anterior hubiese sucedido puesto que inmediatamente lo olvidé, ahora mi atención estaba centrada en ella y en lo que le había sucedido, en como estaba y en miles de cosas mas que no valía la pena ni siquiera enunciar, eran mas que evidentes.

Escuché su voz, aquél dulce sonido que en realidad había echado de menos, si bien pocas veces lo admitiría; pero fue inevitable reconocer en su tono de voz cierto temor, una inseguridad impropia de ella – Si Kay, aquí estoy – le dije, alejándola apenas lo suficiente para asegurarme de que no tenía ninguna herida, golpe o algo, si bien sabía que de ser grave ya me hubiese enterado, el irresistible aroma de su sangre nunca me pasaba inadvertido.

Volví a acogerla inmediatamente, no sabía como explicar la relación que con ella poseía, ni siquiera estaba seguro de que tipo de sentimientos experimentaba para con ella, pero si sabía que no quería que algo le sucediera, simplemente no podía permitírmelo. Ella era como una luz que pese a todo seguía viva en una inmensa oscuridad, una que sin duda alguna, yo representaba.

En cuanto el ritmo de su respiración y los latidos de su corazón se normalizaron, observé detenidamente su rostro, era preciosa y nadie podía decir lo contrario, pero se veía ligeramente desmejorada, sus ojos tenían unas grandes bolsas oscuras que denotaban su cansancio, eso sumado a la palidez y delgadez de su rostro no le daban en realidad la mejor imagen – ¿hace cuántos días que no te alimentas ni descansas bien? - le pregunté mientras volvía a cobijarla, suponiendo que con tales falencias estaría descompensada, y como tal tendría frío, mas aun al estar en contacto con mi gélida piel.

Traté de hacer memoria, siendo esta una Universidad debería tener alguna cocina y por lo tanto debía haber algo de comida en algún lado, pensé que sería lo mejor, la opción de dejarla allí e ir por lo que consideraba adecuado para que se alimentara o llevarla conmigo, llegando a la rápida conclusión de que no podría abandonarla nuevamente, así fuesen unos pocos segundos, menos si aún no estaba del todo bien.

Me puse de pie, cargándola rápidamente, no solía caracterizarme por mi delicadeza por lo que estaba a la total espera de sus quejas – hay un comedor abajo, buscaremos algo para que comas y luego descansarás un rato, ¿si? No podemos hacer nada si te encuentras tan débil peque – le dije mientras me dirigía hacia aquel lugar con ella a cuestas.
avatar
Nicholas H.Torh
Clan XXV

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 14/09/2011
Raza : Vampiro
Grupo sanguíneo : B-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aparenta ser débil. Realmente lo es | 16.03.2016 | Reservado.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.